Experiencias en primera persona

¿Por qué somos familia anfitriona?

¿Qué nos aporta ser familia anfitriona?

De Indonesia a Santurce

¿Qué es ser una familia anfitriona de AFS?

Ser familia anfitriona es abrir las puertas de tu hogar a un joven de otro país y vivir una experiencia llena de aprendizajes. Así las familias comparten sus alegrías, sus ilusiones y sus proyectos y, de forma conjunta, aprenden a derribar las barreras culturales que aún hoy separan a los pueblos. De esa forma acaban creando lazos y vínculos de afecto que duran para toda la vida.

Cada año, miles de familias en todo el mundo participan en este programa y cuentan con el acompañamiento del voluntariado y el equipo técnico para sacar el máximo provecho de esta experiencia.

La participación en el programa de recepción no es remunerada, y todas las familias participan movidas por el interés de mejorar sus habilidades interculturales, de conocer lo que nos rodea y de formar parte en el desarrollo personal y global de otro joven. AFS mantiene esta filosofía desde los orígenes de sus programas a nivel mundial en 1947, lo cual aporta un valor adicional a la experiencia.

Ser familia AFS brinda una conexión para toda la familia, un aprendizaje y un crecimiento significativo para todos sus miembros.

Algunos de los beneficios son:

*Conoce más acerca de los descuentos aquí

Preguntas frecuentes

Las familias anfitrionas ayudan a los participantes en su proceso de adaptación a sus nuevos colegios y a su nueva vida en nuestro país; les brindan cariño y apoyo, les ayudan a hacer amigos, a aprender el idioma,  a conocer nuestra cultura y en general, a sacar el mayor provecho de su tiempo durante la experiencia AFS. Esto sucede al mismo tiempo que la familia vive su propia aventura intercultural compartiendo la cultura y las tradiciones del estudiante y ambas partes van creando lazos de afecto que duran toda la vida.

Lee más Preguntas frecuentes
SI-AFS

Ven a conocer nuestras oportunidades a nuestras sesiones informativas gratuitas online y presenciales

Conoce las próximas sesiones informativas

¿Quiénes son los estudiantes de AFS?

Los participantes de AFS son jóvenes apasionados acerca de la cultura, educación y su propio futuro. Provienen de contextos culturales y familiares diversos, les une su interés por descubrir el significado del aprendizaje intercultural y construir una comunidad global positiva. Los estudiantes de AFS son evaluados y seleccionados por las Oficinas de AFS en su país de origen. Los estudiantes de AFS son:

Cómo convertirse en una familia anfitriona de AFS

STEP1

Contáctanos

Utiliza este formulario para solicitar información y nos pondremos en contacto contigo para darte cualquier información que necesites y resolverte todas las dudas que tengas sobre el programa de recepción.

Resuelve todas tus dudas
STEP2_HF

Pongámonos cara

En AFS,  con nuestra amplia experiencia, procuramos siempre la mejor selección de las familias, para que tanto la familia como el estudiante vivan una buena experiencia intercultural. Os contactaremos para concertar una entrevista personal en vuestra casa de la mano de un voluntario cercano a vuestra zona.

STEP3

Preparación y formación

Una vez confirmada vuestra participación y elegido el participante con el que conviviréis, os invitaremos a la orientación de preparación antes de la llegada. Estos encuentros liderados por el voluntariado os darán herramientas y últimos consejos antes de la gran aventura.

STEP4_HF

¡Abraza la interculturalidad!

Con la llegada de vuestro participante, ya formáis parte de la gran familia AFS. Desde la organización os ayudamos y acompañamos a lo largo de toda la experiencia para que sea lo más provechosa posible. Por eso, el voluntariado de vuestra zona os invitará a actividades y orientaciones que refuercen ese enriquecimiento.

¿Cómo AFS brinda apoyo a las familias anfitrionas?

SUPP_HOUSE

El voluntariado local, que cuenta con formación por parte de AFS, y el personal técnico brindarán la preparación necesaria a vuestra familia para hacer frente a los desafíos de recibir a un nuevo miembro en vuestra familia.

SUPP_24

Cada familia y participante cuenta con una persona contacto de su comité local de AFS, voluntario o voluntaria con formación en tutorías y aprendizaje intercultural; además de esto está disponible el servicio de atención de emergencias de AFS, las 24 horas del día, los 7 días de la semana, atendido por un miembro del equipo técnico de la oficina. Los participantes de AFS cuentan con un seguro médico, en caso de tener algún malestar o de ser necesaria la asistencia hospitalaria.

SUPP_PERSON

Como familia anfitriona recibiréis apoyo a lo largo del programa; incluyendo un contacto mensual, orientaciones y, dependiendo del comité, invitación a participar en actividades lúdicas. Desde AFS estamos dispuestos a brindarlos apoyo, resolver consultas y en general guiaros en todo proceso de la experiencia intercultural para que sea una aventura única y enriquecedora.

SUPP_ORIENT

Itinerario formativo para familias anfitrionas es como llamamos a nuestro manual específicamente diseñado para guiaros en este proceso intercultural. Cada familia recibís este cuadernillo con actividades y dinámicas para realizar tanto con el estudiante como por vuestra cuenta para reflexionar y rescatar los aprendizajes que hagan este esta una experiencia más significativa y duradera.

Un espacio para compartir y aprender

Este blog está creado para y por las familias de AFS. Una experiencia on-line para compartir y aprender juntos sobre la aventura de convivir con un joven de otro país y de enviar a tu hijo al extranjero.

¡Conoce los testimonios de muchas familias en primera persona y no dudes en participar en los comentarios!

Visita nuestro blog
  1. Angela_participante-AFS-en-Austria-01

    Compartiendo lo cotidiano

    “Para nosotros, es una experiencia de vaivén, de contradicciones y miedos al principio, de comparaciones, de exigencias y responsabilidades. Ahora que ya estamos a medio camino del programa, tener con nosotros a Melissa (de Austria)..."
  1. ThomasSilva_USAnh14 (1)

    Carta de Sofía a Thomas

    “Ha pasado más de un año desde que llegó a nuestro correo la información sobre ti y así, casi sin darnos cuenta, entraste en nuestras vidas. Era la primera vez que íbamos a recibir en casa durante tanto tiempo a una persona ajena a nuestra familia..."

Un sorprendente viaje cultural para toda la familia

Ser familia anfitriona de un participante de otro país es una forma de aprender sobre una nueva cultura y compartir tu propia cultura y valores. Si tenéis hijos (lo cual no es requisito), éstos disfrutan siendo embajadores culturales, explicándole a su nuevo hermano o hermana las costumbres locales, las tradiciones y las fiestas nacionales. Todo, desde la preparación de las comidas hasta los paseos familiares son una oportunidad para descubrir y apreciar las diferencias culturales.
HF-adventure

Abraza la aventura

Experimenta el mundo a través de los ojos de un joven de otro país.

HF-Change

Abraza el cambio

Prepara a tu familia para convertirse en ciudadanos globales – listos para conectarse con personas de todo el mundo y diferentes orígenes.

HF-Discovery

Abraza el descubrimiento

Ayuda a un estudiante internacional a aprender, vivir y disfrutar de nuestras culturas y tradiciones.

Es sin duda duda una experiencia que está trayendo muchas cosas positivas a nuestra familia

“Todos los días aprendemos nuevas cosas sobre Tailandia y compartimos nuestras culturas con ella. Es una participante ideal: simpática, cariñosa, bien educada, trabajadora y muy agradecida por todo. Llegó sin saber ni una palabra de español, pero en solo tres meses aprendió mucho.”

— Brenda Padilla, Málaga. Familia anfitriona de Prang, participante de Tailandia

Desde Hungría hasta Murcia.

“Al principio miedos normales, adaptación, comidas, instituto, amigos, el idioma, pero en realidad nada fue un obstáculo. Panna se ha adaptado a nosotros y viceversa. Esto es abrir el horizonte al pensamiento y conocer otras culturas y costumbres. Para conocer la experiencia hay que vivirla.”

—Familia Pateña Becerra, Murcia. 

Familia anfitriona de Panna, participante de Hungría

Manolo Fanlo, papá anfitrión AFS

Era sólo una experiencia. Un “capricho”, creía yo, de Montse, mi mujer. Mi hija María iba a pasar un año en los Estados Unidos y sin que casi ni me diera cuenta me encontré con una niña de Hong Kong en 1995.

Ella, cuando llegó, no entendía nada. Yo tampoco. Respetuosa, cariñosa y con ganas de no equivocarse en nada. Fue cuestión de superar un par de semanas. Que lograra hablar con sus padres y que ello no supusiera un llanto incontrolado. Poco a poco Jenifer, nombre familiar de Ho Sau Chun, fue entrando en la casa, en la familia. Era lo previsto. Lo que nos decían que pasaba en todos los casos. Ella no fue la excepción. Fueron diez meses intensos. Con uno menos en la familia, Maria, y con otro más, Jenifer.

Celebró la Navidad. Abrió paquetes como sus hermanos y cantó, a su manera, villancicos. Como aquel que no hace nada se comió dos platazos de cocido navideño. El caldo fue uno de sus últimos descubrimientos. Antes alucinó con el jamón serrano y con aquello de ponerle tomate al pan. Aprendió a pronunciar la “r” y nos reíamos con ella cuando llamaba a su familia y a través del teléfono le oíamos decir “rrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr”. Cada día descubría algo. Y nosotros también. Yo estaba convencido de que con el tiempo iba a ser un miembro más de la familia, que se iba a integrar sin problemas. Lo que nunca imaginé es que también iba a ocupar un espacio en nuestros corazones.

Han pasado doce años. Por mi casa han ido entrando y saliendo muchachos de todo el mundo. La “ONU de los estudiantes” me he atrevido a definir mis cuatro paredes. Jenifer volvió a principios de este verano. Llegó con su novio y me dijo: Papá ¿Te parece bien mi novio? ¿Me puedo casar con él? Yo no tenía elección. Era una pregunta protocolaria, de cariño, que me tocó la fibra. Jenifer se casa el próximo mes de mayo y puede ser que mis primeros “nietos” sean de Hong Kong, pensé en silencio por no liarla. Bienvenidos. Y claro que me gusta tu novio. ¿Cómo no iba a gustarme si se te ve tan enamorada…?

Y pensar que todo empezó el día que una niña de Hong Kong atravesó la puerta de mi casa. Nunca pude imaginar que aquel momento llegaría a ser inolvidable. No fue una experiencia,  fue ¡una pasada!

Manuel Fanlo, 2007

Familia anfitriona AFS