AFS Intercultura recibe cada año cerca de 200 estudiantes internacionales. Los/as jóvenes de diferentes culturas que vienen a nuestro país se integran en una familia como un miembro más y, por lo tanto, participan por igual de los mismos derechos y obligaciones de la vida familiar. Los padres anfitriones tendréis sobre el/la participante la misma autoridad que sobre vuestros propios hijos/as en cuestiones de la vida diaria y, por tanto, el mismo compromiso de brindarle comprensión, cariño y cuidados.

Os convertiréis en elementos clave del proceso de aprendizaje de un joven que viene a nuestro país con el entusiasmo y la motivación de conocer nuestra cultura, idioma y costumbres a fondo.

Esta experiencia también está abierta a familias monoparentales o sin hijos/as. Lo más importante es que la familia tenga la ilusión de compartir y vivir esta aventura.

Acoger a un participante AFS es una oportunidad de aprendizaje y enriquecimiento para todos los miembros de la familia.

A cada estudiante y a cada familia se les asigna a un tutor/voluntario/a como persona más cercanda de la organización. Además existe un telefono de emergencia 24 hrs disponible por si surgiera cualquier eventualidad.

Durante la estancia de los/as estudiantes los/as voluntarios/as organizan actividades locales de carácter intercultural dónde además de los/as estudiantes participaréis las familias y vuestros hijos/as.